Venecia se hunde

AvatarV.S.H es un repositorio de ideas, artículos y enlaces relacionados con las artes gráficas, el diseño, la tecnología y el buen vivir.

El hombre suburbano (Q.E.P.D)

Norberto


Falleció el carpo. Es la primera noticia que veo en la portada de Clarín esta mañana, que tristeza. Norberto "Pappo" Napolitano fué uno de los más grandes guitarristas de rock de la argentina, un precursor y todo un personaje.
Tengo amigos que tocaban y tocaron con él, de adolescente asistí a gran cantidad de conciertos de Riff, su banda de hard rock. Hay muchísimas anécdotas y recuerdos ligados a pappo y su música, pero es justamente su propia música el mejor homenaje:


Estamos en el tiempo,
en que el ser humano,
vive con razón de ser;
con sólo unas palabras,
un caso puede resolver.

Pero pega una trompada
y tira todo;
se cree ya muy listo
con su modo de ser.

Un hombre sin historia,
sin tiempo y sin memoria,
puede reaccionar así;
pero no se da cuenta,
su personalidad
en venta está.

El hombre suburbano
sigue su rutina,
sin darse cuenta que,
su vida terminará.

2 comentarios:

6:10 p. m. Santiagus dijo...

Nunca me gustó Pappo, ni su música -de la que de todos modos no conozco mucho- ni su personalidad, que tenía su toque retrógrado, eso de andar determinando qué era rock (algo cuadrado y en tres acordes) y que no (algo más sofisticado). Pero debo reconocer que anoche mientras hablaba con una amiga y con mi hermana (ella me dio la noticia), y me enteré que se había muerto el Carpo, me puse triste. Porque más allá de todo lo que pudiera criticarle, me caía simpático. Quizás por lo mismo que me caía mal. Ese gordo fierrero y cuadrado... todos debemos tener un gordo fierrero y cuadrado adentro, que cuando lo veía a Pappo se sentía identificado.

6:19 p. m. Santiagus dijo...

Y de todos modos, como muchos otros "músicos" amateurs, en muchas ocasiones me encontré zapando con "El tren de las 16", "Sube a mi voiture", "El rock de la mujer perdida" y, por supuesto, "Desconfío"; y gozando con la energía intrínseca de esas canciones.