Venecia se hunde

AvatarV.S.H es un repositorio de ideas, artículos y enlaces relacionados con las artes gráficas, el diseño, la tecnología y el buen vivir.

Dos recomendaciones musicales

En estos días estuve de suerte. De repente, en un mercado discográfico que no presentaba mayores intereses para mí, que no me hacía pensar "tengo que salir ya a comprar ese disco", se vio alterado por la aparición de dos discos de dos bandas que tengo en mucha estima. Uno lo venía esperando desde hace rato, y en cierta medida ya lo conocía. EL otro cayó como del cielo. Ambos son exquisitos, cada uno con una tónica diferente, marcando su lugar. Un amigo (músico) me dijo hace poco algo que es muy cierto (la cita no es textual): "Los diseñadores se creen que saben de música y que pueden opinar al respecto". No voy a analizar o discutir dicha afirmación, sino a demostrarla verdadera en este caso, puesto que no puedo resistir la tentación de hacer un par de comentarios sobre dichos discos. Je.

Nada es rosa - Panza


"Nada es rosa" - Panza

Mi banda favorita desde hace cosa de tres años -desde la primera vez que me deslumbraron en vivo-, se despachan con su cuarto disco, en donde cambian un poco el foco que habían puesto en "Infanticidio" y profundizan otros aspectos del abanico de posibilidades que nos brinda Panza (escuchar "Sonrisas de plastilina", el disco, como muestra de lo deforme y retorcido que se puede llegar a poner el asunto). El disco es una joya de punta a punta. Aquellos que ya conozcan a Panza (Sr. Myxpltz, haber oido un par de MP3 no califica como "conocer a Panza") saben qué esperar, no porque sea una banda predecible; o quizás sí, pero lo "predecible" es saber que va a estar buenísimo. Mariana Bianchini sigue siendo una cantante estremecedora, muy -muuuuy- expresiva y técnicamente impecable (escuchar todo el disco, pero prestarle especial atención a "Entropía"), muy personal una especie de nena encantadora y dulce en medio de un brote psicótico. A mi entender el gran protagonista -medio oculto- es Pablo Contursi. Las baterías están buenísimas, tanto cuando son base, que están medio "de fondo", como cuando se tornan más "protagonistas" del asunto. Sergio Alvarez sigue siendo un guitarrista muy inspirado, bastante fuera de lo convencional, creativo, ruidista, virtuoso, personal, sacado, genial, en la búsqueda constante, movedizo, imprevisible y -sobre todo- está buenísimo escucharlo. Personalmente extraño un poco al Sergio más bizarro y deforme de whammy, wah-wah, delay y solos raros. No porque ahora se haya convertido en un guitarrista de melodías redonditas y solos con estiradas con la cara de "qué feeling tiene lo que estoy tocando", sigue estando más por el lado de Frank Zappa que de Richie Sambora, pero está un poco -un poco- más normal, creo que por el sonido de las guitarras, que es más crudo, más rockero. Pero bueno, gustos son gustos.Los temas están buenísimos. Los que más me gustan son "Bailarina Anarquista", que tiene un riff medio hipnótico, lo mismo que los "motivos rítmicos" (¿existirá eso?); "¿Has querido morir?", que me hace acordar un poco a The Police, pero mucho más violento y pesado; "La conspiración", favorito personal, que es muy rockero, muy a pleno, unos riffs que te matan, ciertos aires tangueros, y con algo inusual en Panza, que es un corte y que el tema mute hacia algo más tranqui y melódico, generalmente es al revés, y es un acierto hacerlo preceder por el muy buen cover de "Detectives" (que nunca oi la original, de Charly por Fabiana Cantilo, pero esta versión es un placer), 'la maraña' es un hallazgo de las muy buenas letras de Mariana; y "DNI", que es -como oi decir- "una mezcla de folklore con Pink Floyd", muy dramática y otra gran letra con un final conciliador: "Lo que ves en mí es lo que ves en vos. Es la Música, mi amor, no me importa quién sos".

Traje - Pequeña Orquesta Reincidentes



"Traje" - Pequeña Orquesta Reincidentes


La tónica de este disco, como anticipé, es bastante distinta. La Pequeña Orquesta sigue transitando el camino musical que la caracteriza, pero esta vez el acento está puedo más en los aires melancólicos y desolados, por más que haya temas que no sean estrictamente "de bajón", queda flotando un aire triste tras la escucha. Para mi gusto es un acierto que abandonen un poco su costado "kusturica/bregovich" y se acerquen un poco más a lo oscuro, incluso recuerden sus épocas dark como en "Membranas". Los paisajes desolados, el abandono, la tristeza y el escalofrío se hacen presentes en temas como "No hay un alma", "Negro y amarillo" y "No". El contrabajista Rodrigo Guerra y el pianista Guillermo Pessoa están muy inspirados, la tristeza parece que les pega muy bien. Fernández esta vez queda un poco relegado, pero sigue en competencia gracias a "Membranas", "Anoche" y "Escafado", más cerca de lo 'popular'.

Ambos discos conforman una excelente opción para el comprador indeciso o curioso. No se van a desilusionar.

7 comentarios:

1:18 a. m. P. C. dijo...

El diseño que hiciste también está muy bueno! (Iba a escribirte un mail para felicitarte, ahora que anduve viendo los .psd... Están buenísimas esas texturas rojas, como de pintura o sangre).

Lo que tiene "Bailarina...", entre muchas cosas, es un pattern que se repite cada 3 corcheas. Aparece en distintos instrumentos y momentos de la canción (en la intro, por ejemplo).

un abrazo,
PC.

7:53 a. m. Mr. Mxyzptlk dijo...

"Los diseñadores se creen que saben de música y que pueden opinar al respecto" - Claro! y yo agregaría: "muchos músicos hasta se creen artistas!" (conste que no soy diseñador) Pero vamos! ninguna de estas aseveraciones nos conducirá a buen puerto, yo creo que pasa porque a nadie le gusta que le toquen el culo (esto es rebatible tambien, claro!).
Sr. Santiagus, justamente el NO conocer a la banda me permite emitir una opinión objetiva. Yo critico lo que escuché y no sé porque tanto revuelo, que después de todo hay mil millones de bandas para escuchar!

... y se me enfría el té así que mejor
pongo play y sigo escuchando "Psychic Hearts" de Thurston Moore (Sonic Youth) que será una mejor inversión del tiempo!

7:55 a. m. Mr. Mxyzptlk dijo...

Oops! Cómo? La portada la hizo Ud. y se viene a hacer el humilde y no lo menciona! Lo felicito y debo decirle que me gusta! (si un defecto tenemos ambos es que somos "mugrientos" ja ja).

11:51 a. m. Santiagus dijo...

Sr. Pecé, le agradezco sus comentarios, me alegro que Ud. esté conforme. Bah, que estén conformes los cuatro.

Esas texturas rojas a mí me gustan bastante, pero porque me gustan personalmente ese tipo de estética medio sucia (verá que un comentario más arriba el Sr. Myx me acusa de eso); no son otra cosa que pinceladas de acrílico rojo en papel.

12:10 p. m. Santiagus dijo...

En cuanto a Ud., Sr. Myx, lo estaba chicaneando un poco nomás. Pero sí agregaré un par de cosas:

Efectivamente, muchos músicos (y mucha otra gente también) creen que saben de diseño. No me diga que nunca tuvo que aguantar el comentario idiota de un cliente, de la índole "ay, pero está muy vacío, y si le ponemos unas fotos? Y si agrandamos la tipografía? Pero el título pongámosló en esa tipografía que está hecha de gente bailando, que es más divertida...". En fin, es mi karma por estos días, el ver cómo diseños que en su primera versión me gustaban y en la medida que el cliente va dando su feedback (y cada persona que lo ve de la empresa tiene su aporte idiota para hacer), queda un espanto. Y hasta ahora mi experiencia me indica que cuanto más grande es el cliente (por ejemplo, Movistar o el Banco Mundial), peor es.

En realidad, cualquier persona puede opinar de música o de diseño, pero muchos diseñadores creen (creemos) que nuestra opinión es muy válida, le ponemos justificativos muy bonitos a cada idiotez que decimos y creemos que tenemos un gusto refinado en lo musical. No lo digo por Ud., que a la larga no sé bien qué escucha y qué tampoco importa; sino porque en la facultad me he encontrado con mucha gente de ese estilo.

Pero sí creo que Ud. hace agua cuando afirma que "el no conocer a la banda le permite emitir una opinión objetiva". "Opinión subjetiva" es a mi modo de ver un bonito oxímoron (una contradicción entre el sustantivo y el adjetivo), puesto que una opinión es subjetiva por definición, puesto que es siempre SU opinión. Y por otro lado, no creo que haya algo objetivo en lo que a arte respecta. Y en todo caso, no conocer la banda a lo único que lo llevaría es a omitir una opinión infundada, porque se basa en unos pocos hechos o en una observación incompleta. Si yo me hubiera quedado en mis primeras impresiones, no escucharía gran parte de las bandas que escucho hoy día.

Pero bueno, repito, era para cargarlo un pco a Ud., si no le gusta Panza no le gusta, yo pensaré que Ud. se lo pierde y Ud. seguirá su vida feliz escuchando otras cosas y a la larga no le hacemos mal a nadie.

Agradezco, sí, sus comentarios sobre el diseño de "Nada es rosa", que no me pareció oportuno mencionar aquí que era mía, porque estaba hablando de la música y no haciendo autobombo. Me alegro que le guste, comparto con Ud. la afinidad por lo "mugriento", pero no sé si es un defecto. En este caso, me pareció que daba para serlo, pero le puedo mostrar varios laburos míos en los cuales la única mugre que encontrará será el polvo que hayan juntado en casa. No significa que sean buenos, claro. Je.

¿Ud. tiene noticias de Giuseppe? (me fui de tema) Hace varios días que vengo planeando llamarlo o escribirle y me olvido.

1:56 p. m. Valeria dijo...

A mì ya me parecìan que los diseñadores eran gente sufrida. Desde que estaba haciendo el CBC en Ciudad y los veìa ir y venir detràs de sus carpetas tamaño extra-large. Una persona que acarrea eso de pabellòn en pabellòn durante cuatro años no puede ser feliz.

Obvio que esto lo digo mientras escucho arrobada "Bailarina Anarquista" y pienso "Oh, dios, còmo hay gente que no lo sabe".

Santiagus, el diseño mugriento es lo màs.

2:12 p. m. Santiagus dijo...

Je, sí, los diseñadores somos gente sufrida. Habrá visto numerosas quejas de parte de quien escribe a lo largo de este blog si se tomó el trabajo (bastante vano) de leerlo. Igual le paso un dato: la carpeta 35x50 es sólo por los primeros años. Al final vas con un bolso cruzado como el que Ud. conoce (obligatoriamente) y cada tanto llevás alguna entrega tamaño zarpado, tipo un afiche ploteado de 1x0,70 m. montado sobre foamboard que es una cosa muy cómoda de llevar en el colectivo. Pero uno se acostumbra, yo ahora cuando me subo a un colectivo con las manos vacías pienso que me olvidé de algo.

Los diseñadores somos muchas cosas.

PD: Tendría que decirle que el diseño "mugriento" sirve sólo si es acorde a las necesidades conceptuales y comunicativas, blah blah blah... Pero, en definitiva, el diseño mugriento es lo más.