Venecia se hunde

AvatarV.S.H es un repositorio de ideas, artículos y enlaces relacionados con las artes gráficas, el diseño, la tecnología y el buen vivir.

Un remedio casero para el mal humor

Ayer, cuando salía de trabajar, me di cuenta de que estaba de muy mal humor. Enojado con todo y con todos, irritable ante el menor acto que me pareciera que no se realizaba como yo consideraba que se debía, etc. La explicación es infantil y no me deja bien parado. Es que tenía sueño. Parecía uno de esos chicos que están que se caen de sueño, pero que no quieren irse a dormir, entonces se enojan, lloran, etc. Yo venía de un par de semanas bastante moviditas del laburo, la noche anterior me había quedado hasta las 3:00 AM porque estábamos armando una placa para un programa de TV que tenía que entregarse ayer (y que al final se pospuso, gracias a un director creativo demasiado quisquilloso y a un cliente inconsciente, inconformable y demasiado poco profesional como para confiar no solamente en la productora que realiza sus contenidos sino tampoco en su agencia publicitaria -a la que le paga para ello- sin interferir en su labor). Decía que me quedé hasta las tres de la mañana el jueves, después de una semana de la que me venía quedando hasta tarde, el viernes tuve que entrar temprano y terminé saliendo tarde igual, así que estaba de mal humor porque estaba cansado. Como un nene de dos años. Habría que ponerse pensar qué efectos a largo plazo puede acarrear esta sobreexigencia laboral, pero no será aquí.

Aquí venía a hablar de la parte posterior de mi enojo, su fin. Llegué a casa decidido a tirarme en la cama y dormir 18 horas seguidas, pero después de dos semanas de pensar en laburo y nada más, quería distraerme de alguna forma. Llamé a varios de mis amigos buscando un plan, pero no hubo caso. Algunos ya habían salido, otros no querían hacerlo y otros aún estaban trabajando (¿nos estaremos convirtiendo en adultos? Esperemos que no, que sólo haya sido una colección de malas casualidades). Entonces recordé a mi amigo Sebastián, ex-residente de La Plata recientemente mudado a Capital, con quien comparto más que con nadie la afición cinéfila al intercambio de películas en DivX. Seba me había entregado un par de días antes una copia non-sancta de "Team America", película en sorna que parodia a "El Capitán Escarlata" o "Thunderbirds", esas series de los '60 hechas con marionetas; realizada por Trey Parker y Matt Stone, la dupla que está detrás de los exquisitos South Park. Verla me iba a poner de buen humor indefectiblemente.

Team America


La película es excelente de punta a punta. Aquí creo que no se ha estrenado, pero se consigue por Internet, y es muy aconsejable no perdérsela. No solamente porque la ironía y el humor inteligente van de la mano junto al huumor estúpido y los chistes de vómitos y sexo entre muñecos en una perfecta amalgama; sino porque también es muy buena desde el punto de vista cinmatográfico, los escenarios, la animación de los muñecos, la burla a los cliches de las películas hollywoodenses... todo. Cada detalle es impagable. Y la sátira de la visión estadounidense de su política exterior (gente buena y desinteresada que ayuda al resto del mundo) y su rol de policía del mundo es una joyita de las más inteligentes que vi en años.

Sean Penn - F.A.G.


Y después acá creen que CQC es 'ácido'.

Dejo tres enlaces:

El Sitio Oficial
El Trailer
Info en IMDB

PD: ¿Seré el primero en hacer el comentario hereje...? Por fin se murió el Papa... Perdón.

13 comentarios:

8:45 p. m. natzan dijo...

como va el nuevo diseño de plantilla.. un saludo

10:33 p. m. Anónimo dijo...

Mr. Mxyzptlk dice:
No tengo ganas de loggearme así que posteo como anónimo.
Acabo de mudar transitoriamente mi estudio a casa debido al inicio de reformas edilicias, así que no sé cuando estará el nuevo VSH, seguramente pondré mi granito de arena en estos días, pero no creo que publiquemos el nuevo diseño hasta fin de mes.
Tengo una tonelada de cosas para publicar y espero hacerlo con esta conexión Dial-Up de mierda (Gracias Telefónica!).

10:05 a. m. Santiagus dijo...

(Desde el laburo, sin muchas ganas de arrancar).

Felicitaciones por las reformas en su estudio, y esperemos que éstas vengan acompañadas de una etapa de crecimiento y superación tanto en el área profesional como personal, y no tanto de los previsibles dolores de cabeza que los amigos del gremio de la construcción suelen acarrear. Incluso hasta capaz que le presento a mis míticas primas lesbianas.

En cuanto al diseño, ¿Ud. dice a fin de mes? Es bastante más pronto de lo que yo me imaginaba, pero adelante. Espero su colaboración.

Y a Natzan, muy buen blog su cafecito. Gracias por el interés por este pequeño pedacito de tierra. La plantilla ahí anda. Habrá visto algo en este intercambio entre los autores. Estamos decidiendo qué rumbo va a tomar el partido gráfico, puesto que en el primer boceto quedó medio híbrido. Y faltan ajustar otras cosas. Ya habrá novedades.

8:03 a. m. Valeria dijo...

Ah, la adultez... Yo me sentì adulta el dìa que me hice un rodete.
Pero ojo con las horas de trabajo acumuladas, esas cretinas sì que producen calvicie.

9:22 a. m. Santiagus dijo...

Perdón... ¿lo de calvicie fue casual, o un ataque personal finamente planeado y ejecutado? Porque no creo que nos conozcamos personalmente, y sin embargo...

10:41 p. m. Anónimo dijo...

Mr. Mxyzptlk dice:
Pero hombre! Ud. se ha pixelizado muy bien y la señorita tiene un poder de percepción tan agudo y sutil que no creo que le haya demandado demasiado esfuerzo crearse una postal mental suya. Después de todo, Ud. es el único integrante de este pedazo de web semi-hundida que deja entrever algo de su vida privada.
Y sí, ... no se preocupe tanto por el trabajo, salvo que esté ganando una fortuna y el trabajo realmente merezca tanta malasangre (y aún así: don't worry, be happy), la cagada es que Ud. labura en algo que le gusta y eso suele generar graves conflictos, lo sé. pero bussiness are bussines (o como catzo se escriba!).

8:53 p. m. Santiagus dijo...

Bueno, mi retrato en píxeles se suponía que debería ser una caricatura, pero ha decir verdad, más que ridiculizarme, hace todo lo contrario. Mi imagen real es más caricaturesca que el dibujito, puesto que en el dibujito tengo un poco más de pelo en la cabeza, menos en el resto del cuerpo, algunos kilos menos, mejores proporciones... sí salgo un poco petiso. En eso no me hace justicia. Pero seguro que el pixel-retrato entra en su cama, mientras que yo lo hago a duras penas.

En cuanto a mi vida privada.... tanto como eso... no creo, no es que desnudo mi alma, simplemente a veces veo la necesidad de poner un poco en contexto la situación y ahí aparece "Ayer estaba con la señorita Romina", "fui a hacer tal cosa", etc. Pero está bien, Ud. dice "entrever algo". Es que soy un cantautor confesional y desgarrado.

En cuanto a mi trabajo, no me preocupo. Si se fija bien, mi mal humor se debía al cansancio, probablemente producido por excesos laborales, pero jamás leerá una queja de mi parte, es más, tildo mi actitud de infantilista. Actualmente me encuentro muy conforme con mi trabajo, cosa que jamás creí que pudiera suceder. Pero es cierto lo que Ud. dice del costado negativo de trabajar de lo que a uno le gusta. llego a casa y sigo diseñando y diseñando, por placer. Tendría que aflojar un poco. Pero bueno, peor sería tener que cargar bolsas o levantar paredes (amigo del gremio de la construcción: no se ofenda conmigo. No creo que su trabajo sea particularmente desagradable. Simplemente no es mi vocación) y luego venir a casa a diseñar.

2:14 p. m. Valeria dijo...

De conocerlo no tengo el gusto, lo de las entradas y/o salidas de emergencia fue sòlo una casualidad completamente bienintencionada. He dicho.

¿Pixeles? ¿Es una banda de covers de los Pixies como los Beats de los Beatles?.

8:52 p. m. Santiagus dijo...

Qué buena idea la de "los Píxeles", si yo fuese Ud. corregría a registrarla antes de que el inescrupuloso de Venecia le gane de mano.
Además de ser una banda de covers, son esos cuadraditos de colores tan lindos que componen una foto en su monitor. Dentro del mundo de las artes visuales, hay ciertos enfermitos que se dedican al "pixel art", básicamente dibujar algo cuadradito por cuadradito (para comprenderel nivel de enfermedad al que me refiero le planteo la analogía de una hoja cuadriculada muy grande en la que UD. dibuja algo pintando cuadradito por cuadradito del color que corresponde). Si le interesa, en este mismo sitio hay un par de links a páginas de este tipo de gente. Y es siguiendo esa metodología que yo realicé el autorretrato que ilustra mi perfil.
Y donde salí mejor que en la vida real. ¿Eso qué significa? Que soy mejor que Dios. Claro.

9:08 a. m. Anónimo dijo...

Mr. Mxyzptlk dice:
... algo me he perdido por aquí. parece que ha blogger no le ineresa demasiado manenerme informado con los nuevos comenarios, ya que solo recibí los 2 úlimos, en fin ...

9:13 a. m. Anónimo dijo...

Mr. Mxyzptlk dice:
"Los Píxeles". Una banda que compone sus canciones píxel por píxel, nota por nota ... ah! pero ya lo hacían los compositores clásicos, no? Es decir que para "enfermitos" ya llevamos varios siglos de historia.
Fiuuu! En algunas cosas me alegro de no ser el primero.

1:01 p. m. Valeria dijo...

Entiendo, los pixeles son a un diseñador gràfico lo que a un mùsico la escala tonal.

Ahora, yo creo que Los Pixeles (la banda)deberìan pertenecer a la escuela dodecafònica. Y hacer una òpera rock, claro.

8:18 p. m. Santiagus dijo...

Yo he encontrado varias analogías entre la música y el diseño (grillas y compases, el "ritmo" para ambos tipos de "composiciones", etc.), pero no me parece del todo acertada la analogía "pixel-nota musical", por varios motivos, que no desarrollaré aquí porque tampoco tiene demasiado sentido (pero en una cancion no tiene una sola nota por vez, sino generalmente son muchas, a saber, una melodía que se relaciona con una armonía, en la que a su vez hay un ritmo y un timbre o una suma de timbres que terminan de determinar "un todo").
Y tampoco creo que sea exclusivo de los clásicos lo de componer nota por nota. A mi entender, cualquier persona que compone, compone nota por nota, más allá de que muchas las saque una atrás de otra como cachetada de loco.

Pero bueno, no sé.