Venecia se hunde

AvatarV.S.H es un repositorio de ideas, artículos y enlaces relacionados con las artes gráficas, el diseño, la tecnología y el buen vivir.

El diseño web (se armó la podrida)

En el Wolkoforo en estos días se armó una discusión que gira en torno a distintos aspectos del diseño web, si CSS sí, si CSS no, si estándares web sí, si estándares web no, que si no sé qué porcentaje muy elevado de gente usa el Internet Explorer qué importan los demás navegadores (está bien, quizás lo estoy poniendo de una manera un poco menos "puntillosa", pero a la larga, las cuestiones eran esas). Coincidentemente, en estos días me tocó programar una página y anduve reflexionando sobre el tema.

Algo que noté en esta discusión del foro de Wolko fue que se hablaba por un lado del diseño y por el otro de la programación, como si en el caso del diseño web se pudieran separar. El diseño sería algo como "el aspecto visual" y la programación lo que hace que la página funcione. Es curioso que se piense así. Porque diseñar, para todos los que hemos estudiado en la UBA, es prefigurar, planear, proyectar y no hacer algo más o menos lindo y que comunique lo que tiene que
comunicar. Entonces, en esa prefiguración, la funcionalidad es parte constitutiva, uno de los tantos pasos a resolver, y no algo posterior y desligado del proceso de diseño, de lo que se encargaría el programador.

Hoy, en muchos casos, no se lo piensa así. En mi paso como diseñador en una agencia de publicidad, a la hora de hacer web, trabajábamos por un lado el aspecto visual y después se programaba en Dreamweaver y/o Flash de acuerdo a lo que hiciera falta. Y si había algún
inconveniente técnico, el programador venía en nuestra ayuda y listo el pollo. Pero lo cierto es que ni el programador ni nosotros los diseñadores estábamos capacitados para hacer una web, incluso trabajando en conjunto. Un diseñador gráfico (al menos de la UBA, que es lo que conozco) no está capacitado para llevar a cabo esa tarea, porque lo que básicamente hace es trasladar y adaptar los procesos de diseño para papel (entendiendo por papel, algo que va a ser impreso), ajustando y considerando los condicionamientos del medio, a esta nueva tecnología. Y es lógico que esto ocurra, porque la UBA no prepara a sus alumnos para eso. Ningún diseñador de la UBA sale de esa institución capacitado para encarar seriamente el tema de diseño web. Queda en cada uno ver cómo formarse, aprender, investigar sobre el tema, etc. La cátedra de "Diseño por computación" en el año 2001, cuando yo la cursé, estaba muy mal dada. Lo único que se esperaba era que uno aprendiera a usar apenas los programas, pero ni siquiera se fijaban si armabas mal o bien el site. De hecho, mi trabajo estaba pésimamente armado. Tablas dentro de tablas dentro de tablas dentro de tablas cuando no era para nada necesario y que lo único que hacían era sumar Kilobytes al proyecto, por ende haciendo la navegación más lenta. Jamás se habló de hojas de estilo ni de nada parecido. A la hora de hacer diseño web, tuve que desandar el camino aprendido en esa cátedra y ver cómo armaba los sitios un amigo. Y cuando en las cátedras de diseño surgía algún práctico sobre web, en todas se entregaba impreso en papel, lo cual si bien es comprensible por un lado, por el otro es fomentar esa idea de que el diseño es el aspecto estético/comunicacional y el resto es para los programadores.

Obviamente, esto no es para criticar a los docentes, que bien sabemos que ponen todo su esfuerzo y voluntad en llevar adelante su tarea, y que bastante bien lo hacen, sin que se les reconozca y recompense su tarea como es debido por las autoridades correspondientes. Es simplemente aceptar una realidad. La UBA no forma diseñadores web. Sobre este tema, Ricardo Méndez (ex-titular de una cátedra de Diseño de la que tuve el honor de ser alumno) reflexionaba sobre la posibilidad de la aparición de un nuevo tipo de diseñador, el diseñador web, que diera solución a estas falencias. Incluso, desde su punto de vista, la concepción de diseño web es absolutamente diferente a la de diseño tradicional, por la falta de un "objeto final". Un punto de vista muy interesante, pero que explicar aquí sería muy extenso (y este post ya lo es en demasía).

Pero sin entrar en especulaciones a futuro, creo que el diseño web debe ser encarado por personas que estén seriamente capacitadas para hacerlo. Que maneje el tema programación a la perfección, que sea conciente de la necesidad de respetar los estándares, de la importancia de la funcionalidad y a su vez dominar el aspecto comunicacional/visual/estético. No sé qué porcentaje de graduados/estudiantes lo están hoy. De la cantidad -la gran cantidad- de diseñadores gráficos y afines que conozco personalmente, solamente una persona (y no es por tirar flores, pero se trata del Sr. Mxypltzmnq, coautor de este blog) cumple con todos los requisitos. Obviamente, por "contacto internético" conozco muchos más, pero de todas formas, si uno se quiere poner tremendista, la cifra es preocupante.

Y desde ya, me incluyo en la lista de incapaces a la hora de diseñar para internet. Tengo que hacer algo al respecto. Por lo pronto, dejar de escribir y despertar a los escasos lectores que, aburridos de mis divagues, hayan abandonado este sitio en la búsqueda de pornografía, chistes de judíos o algo más divertido que yo. No puedo culparlos, desde luego.

2 comentarios:

9:01 a. m. Mr. Mxyzptlk dijo...

Ja! Lindo revuelo se armó en lo de Wolko!
Pero me parece más que interesante su opinión, viniendo de un egresado de la UBA. En gral. imperan los vahos de bohemia, dá la sensación de que mucha gente ha ingresado a la carrera de Diseño Gráfico con el afán de convertirse en artista o, quizás, en un aprendiz de David Carson, y seamos objetivos: aunque existen infinidad de diseños que podrían considerarse "Arte", un diseñador gráfico no se forma con el afán de expresar lo más íntimo de su alma para luego colgar su obra en un museo.
Pero Ud. lo expresa mejor que yo cuando dice:
"... diseñar, para todos los que hemos estudiado en la UBA, es prefigurar, planear, proyectar y no hacer algo más o menos lindo y que comunique lo que tiene que
comunicar. Entonces, en esa prefiguración, la funcionalidad es parte constitutiva, uno de los tantos pasos a resolver, y no algo posterior y desligado del proceso de diseño, de lo que se encargaría el programador."
Lástima que eso esté claro para tanto diseñador suelto, pero hay tantas cosas que no están claras en estos tiempos que mejor me dedico a mi taza de té caliente antes de que se enfríe!
Y hombre, dejé de tirarme flores a ver si termino por creer cualquiera de esas barbaridades que dice de mi.

5:07 p. m. chinaski dijo...

bueno, eso es un problema común a todos los lugares donde se enseña diseño. en la Universidad de La Plata pasa tal cual. de hecho, uno de los prácticos del taller de 3er año, "sitios web", es una o varias hojas impresas. o sea que hasta puede estar hecho en Corel, que es lo que la mayoría hace, superponiéndole a eso la ventanita del browser.

creo que todo el rollo se da por un tema de falta de información, o de formación, tarde o temprano deberían actualizar los planes de estudio. o quizás estaría bueno que hagan una especie de especialización donde se enseñen todas esas cosas de las que ahora ni se habla. así como nos hacen estudiar los métodos de impresión desde que a un tipo se le ocurrió tallar un dibujo sobre una madera, también deberían enseñarse los principios sobre los que opera la web. porque con el mismo argumento de delegarle las papas al programador, también podría decirse que "yo diseño como se me ocurra y el resto que se encargue el impresor".

por suerte hay información de sobra en la web como para sentarse a calentar la silla. y parece ser que por el momento -¿habrá para rato?- es la única manera de aprender sobre el tema.